INFORME: INDICADOR COSTO DE VIDA | N°3 | DICIEMBRE 2016
02/07/2017 - 15:45
Destacados de Prensa - Glosario - Introducción - Evolución del indicador - Costo de Vida Verano - Comparación con indicadores de relevancia

Indicador del Costo de Vida. Sectores Populares Rosario

El proceso inflacionario en nuestro país se agravó en los últimos meses. La devaluación, la quita y reducción de retenciones al sector agropecuario y el conocido “tarifazo” en los servicios públicos hicieron que a los argentinos nos cueste cada vez más acceder a los bienes de primera necesidad, como son los alimentos y tener una buena calidad de vida.

Dado que la población más vulnerable posee un menor margen de decisión respecto a su consumo, prácticamente debe gastar todo su ingreso (no tiene capacidad de ahorro) y su consumo lo realiza principalmente en comercios de proximidad (y no en super o hipermercados), este informe pretende dar cuenta de la realidad que viven los vecinos de las zonas vulnerables tomando como referencia una canasta de alimentos armada para un consumo modesto, relevando mensualmente precios en cuatro barrios representativos como son: Casiano Casas, La Sexta, La Lagunita y Mangrullo. Esto desde ya marca una diferencia con el INDEC que toma una canasta de consumo pensada para sectores de nivel medio y relevando precios del Gran Buenos Aires.

Además, en el presente informe, se realizó el cálculo del costo de vida de diciembre a través de la construcción de una canasta básica adaptada a los parámetros de consumo de “verano” donde las familias gastan significativamente más en electricidad, refrescos y lácteos. De esta forma, llegamos a la conclusión de que una familia que habita los barrios populares de Rosario necesitó para vivir $15.330 en diciembre.

DESTACADOS DE PRENSA

El Costo de Vida para una familia de sectores populares de Rosario fue en promedio de $15.330 para diciembre 2016.

Teniendo en cuenta las pautas de consumo de verano, una familia de cuatro integrantes de los barrios periféricos de Rosario necesitó $ 15.330 para cubrir sus necesidades básicas de alimentación, vestimenta, servicios de vivienda y transporte, educación y salud.

El indicador del costo de vida arrojó para el mes de diciembre 2016 una variación de 2,5% en relación a noviembre.

El costo de los alimentos se incrementó un 3,15%, donde se destaca el aumento en los lácteos (+7,78%) y las frutas y verduras (+3,85%).

El resto de los componentes de la canasta tuvieron un incremento similar al promedio.

Una familia necesitó en diciembre $6.216 para cubrir sus necesidades básicas alimentarias de verano.

Un adulto rosarino necesitó gastar en diciembre $2.012 para cubrir su canasta básica de alimentos, es decir, para cubrir una cantidad mínima de alimentos y no caer debajo de la línea de indigencia.

Los sectores populares necesitan ganar al menos $3.500 más para poder acceder a un consumo similar al de clase media.

La canasta básica total de verano de una familia de clase media alcanzó los $18.836 en el mes de diciembre.

El Salario Mínimo Vital y Móvil actual, equivalente a $7.560.-, alcanza a cubrir apenas la mitad de la canasta básica del sector vulnerable.

Aunque una familia contase con dos SMVyM, le faltarían $3.700 para alcanzar un consumo similar al de la clase media en verano.

Una empleada de casa particular no llega a cubrir con su sueldo una canasta básica construida para un consumo modesto.

El salario básico promedio de una empleada de casa particulares de tareas generales es de $11.500, con lo cual se requiere un incremento del 33% en dicho salario para poder cubrir la canasta básica de una familia.

Los obreros de la construcción, para llegar a una pauta de consumo de clase media, deberían trabajar poco más de 12 hs diarias.

Dado el salario de los obreros de la construcción (para un oficial jornalizado con trabajo estable de 9 hs diarias) que es de $13.684.

Los empleados de comercio deberían cobrar al menos $5.000 más para acceder a una canasta de consumo de clase media.

Dado el salario de bolsillo de un empleado de comercio Administrativo “A” sin antigüedad, que cobra alrededor de $13.300.

En relación al monto que se percibe por AUH, el monto actual de $1.103 no es capaz de cubrir las necesidades alimenticias de infantes mayores de 6 años.

El monto de la asignación solo cubre 63% de la dieta de un menor de 6 años. Para satisfacer los requerimientos nutricionales de menores de 15 años, el monto de la asignación debería ser de al menos $1.330 para el caso de una niña y $1.797 para el caso de un niño.