El CESO en los medios

07/26/2017 - 13:04

En ese sentido, consultado por El Economista, el director del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO), Andrés Asiain, agregó: “Mayo fue el mes en el que al crecimiento del agro y la construcción se le sumó la industria, por el incremento de las exportaciones a Brasil en autos, sumado a lo que arrastran agro y construcción en la industria, en sectores como metalmecánica, minerales no metálicos, caucho y plástico y siderurgia”.

Al respecto, Asiain afirmó que el dato de comercio sorprende porque “los indicadores de mayo de supermercados y centros de compra dieron caídas de 2,5% y 4,3%. Es cierto que acá aparece incluido el comercio mayorista pero no deja de ser mucho número este crecimiento”.

Además, Asiain dijo: “El EMAE tiene algunas cosas cuestionables. Del 3,3% de crecimiento interanual, el que más aportó, agregando 0,74 puntos, fueron los impuestos netos de subsidios. Están contando como crecimiento el ajuste en los subsidios. No tiene nada que ver. Sin eso, da 2,56% de crecimiento interanual”

07/24/2017 - 00:35

“La política económica oficial busca generar un ‘veranito de San Juan’”, dice el último informe del CESO, el think tank que dirige Andrés Asiain. “El impulso a la obra pública motorizó el incremento de la actividad de la construcción por tercer mes seguido, generando 20.000 puestos de trabajo desde diciembre del año pasado y traccionando a las industrias proveedoras”, reconoce. Además, “la partida de obras públicas posee la mayor ejecución presupuestaria y, junto a las transferencias corrientes a las provincias, se concentran en distritos oficialistas, donde el oficialismo busca afianzar su dominio político territorial”. [...]

07/23/2017 - 23:57

[...] A partir de datos del Indec, el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (Ceso) comparó la participación del trabajo asalariado en el ingreso entre 2004 y 2016, lo que le permitió aproximar su evolución de mínima durante el kirchnerismo, teniendo en cuenta la incidencia negativa en los salarios reales de la devaluación de inicios de la gestión de Mauricio Macri.

De acuerdo a fuentes oficiales, entre 2004 y 2016 los trabajadores asalariados pasaron de participar en el 32,5 por ciento del ingreso al 52 por ciento. Es decir, un incremento del casi 20 puntos porcentuales. Ese incremento fue a costa, principalmente, de una disminución en el excedente bruto de explotación, que disminuyó en 11,6 puntos porcentuales su participación en el ingreso. De acuerdo a las mismas fuentes oficiales, indicaron en el informe del Ceso, el ingreso nacional se incrementó un 43 por ciento entre 2004 y 2016, y el incremento de la remuneración al trabajo asalariado fue del 128 por ciento en términos absolutos.

Al respecto, se analizó en el reporte, los proyectos de reforma laboral promovidos por el macrismo y parte del sector empresarial parecen orientados a modificar las instituciones que permitieron ese incremento de la participación de los trabajadores en el ingreso, considerados como un “costo laboral” a reducir.​